13 canciones, 49 minutos

NOTAS DE LOS EDITORES

El décimo álbum de Ricky Martin es elegante. Con una producción íntima de arreglos orgánicos y la irresistible sinceridad vocal del cantante, Ricky Martin regresó con una cautivadora propuesta. En canciones como “Adiós” o la colaboración con Yotuel, “La mordidita”, encontramos ese ritmo irresistible que le ha dado tanto éxito. Guitarras acústicas, percusión vibrante y una trompeta de jazz crean una atmósfera luminosa en baladas como “Disparo al Corazón”, “Nada” y “Mátame otra vez”.

NOTAS DE LOS EDITORES

El décimo álbum de Ricky Martin es elegante. Con una producción íntima de arreglos orgánicos y la irresistible sinceridad vocal del cantante, Ricky Martin regresó con una cautivadora propuesta. En canciones como “Adiós” o la colaboración con Yotuel, “La mordidita”, encontramos ese ritmo irresistible que le ha dado tanto éxito. Guitarras acústicas, percusión vibrante y una trompeta de jazz crean una atmósfera luminosa en baladas como “Disparo al Corazón”, “Nada” y “Mátame otra vez”.

TÍTULO DURACIÓN

Más de Ricky Martin

Quizás te interese