9 canciones, 42 minutos

NOTAS DE LOS EDITORES

Alejado de la energía incandescente de Viva la Vida or Death and All His Friends (2008) y Mylo Xyloto (2011), el sexto álbum de Coldplay es una reflexión introspectiva y agridulce sobre el amor y la pérdida que suena tan espectral como sugiere su título. El don de la banda para dar con melodías poderosas es evidente a lo largo de Ghost Stories, especialmente en “Magic”, su magnético primer single. Pero aparte del latido electro-dance de “A Sky Full of Stars” el álbum apenas ofrece más destellos de la triunfante grandeza que define la obra de una banda nacida para los estadios. En su lugar, el estremecedor falsete de Chris Martin flota entre una bruma de sintetizadores atmosféricos (como en “Midnight”, un guiño a Kid A) o apenas acompañada por instrumentos acústicos (“Oceans,” “O”). Cuando la última canción se funde con melancólico himno sin palabras de un coro distante, Ghost Stories ya ha dado una lección sobre el poder expresivo de la sutileza.

NOTAS DE LOS EDITORES

Alejado de la energía incandescente de Viva la Vida or Death and All His Friends (2008) y Mylo Xyloto (2011), el sexto álbum de Coldplay es una reflexión introspectiva y agridulce sobre el amor y la pérdida que suena tan espectral como sugiere su título. El don de la banda para dar con melodías poderosas es evidente a lo largo de Ghost Stories, especialmente en “Magic”, su magnético primer single. Pero aparte del latido electro-dance de “A Sky Full of Stars” el álbum apenas ofrece más destellos de la triunfante grandeza que define la obra de una banda nacida para los estadios. En su lugar, el estremecedor falsete de Chris Martin flota entre una bruma de sintetizadores atmosféricos (como en “Midnight”, un guiño a Kid A) o apenas acompañada por instrumentos acústicos (“Oceans,” “O”). Cuando la última canción se funde con melancólico himno sin palabras de un coro distante, Ghost Stories ya ha dado una lección sobre el poder expresivo de la sutileza.

TÍTULO DURACIÓN

Más de Coldplay

Quizás te interese