16 canciones, 59 minutos

NOTAS DE LOS EDITORES

Tras el monumental éxito de x, Ed Sheeran decidió pasar un año exiliado de las redes sociales para distanciarse de una fama mayor a la que nunca pudo haberse imaginado. Las canciones de su tercer LP, otra vez titulado con un símbolo matemático, reflejan este retiro a la intimidad en letras que miran hacia adentro para dar su perspectiva sobre lo exterior. Musicalmente, Sheeran regresa al híbrido de folk acústico, pop y hip-hop de sus comienzos en canciones que cruzan géneros y estilos con pasmosa naturalidad. La novedad no está en el irresistible encanto melódico con el que nos cautivó en sus discos anteriores, sino en canciones como “Castle in the Hill”, que con una textura musical de atmósfera épica refleja una nueva ambición.

NOTAS DE LOS EDITORES

Tras el monumental éxito de x, Ed Sheeran decidió pasar un año exiliado de las redes sociales para distanciarse de una fama mayor a la que nunca pudo haberse imaginado. Las canciones de su tercer LP, otra vez titulado con un símbolo matemático, reflejan este retiro a la intimidad en letras que miran hacia adentro para dar su perspectiva sobre lo exterior. Musicalmente, Sheeran regresa al híbrido de folk acústico, pop y hip-hop de sus comienzos en canciones que cruzan géneros y estilos con pasmosa naturalidad. La novedad no está en el irresistible encanto melódico con el que nos cautivó en sus discos anteriores, sino en canciones como “Castle in the Hill”, que con una textura musical de atmósfera épica refleja una nueva ambición.

TÍTULO DURACIÓN

Más de Ed Sheeran

Quizás te interese