15 canciones, 53 minutos

NOTAS EDITORIALES

Patricio Martín conoce bien las entrañas de la industria musical. Metió a su grupo Locoplaya en todos los festivales y antes de aquello había sido nominado a un Goya por la canción “Nuestra playa eres tú”. Si a eso le sumamos que tiene un espíritu creativo difícil de contener, la conclusión evidente es que el canario tarde o temprano tenía que volver a liarla con otro álbum de estudio. Descarado, divertido y callejero, La dura vida del rapero no se anda con medias tintas. Lo bueno de Don Patricio es que la crudeza de su lenguaje está envuelta de una pícara inocencia que endulza este LP protagonizado, en el fondo, de una historia de amor.

NOTAS EDITORIALES

Patricio Martín conoce bien las entrañas de la industria musical. Metió a su grupo Locoplaya en todos los festivales y antes de aquello había sido nominado a un Goya por la canción “Nuestra playa eres tú”. Si a eso le sumamos que tiene un espíritu creativo difícil de contener, la conclusión evidente es que el canario tarde o temprano tenía que volver a liarla con otro álbum de estudio. Descarado, divertido y callejero, La dura vida del rapero no se anda con medias tintas. Lo bueno de Don Patricio es que la crudeza de su lenguaje está envuelta de una pícara inocencia que endulza este LP protagonizado, en el fondo, de una historia de amor.

TÍTULO DURACIÓN

Más de Don Patricio