16 canciones, 1 hora

NOTAS EDITORIALES

Cuando canta “Que Nos Sigan las Luces” en su 1016, Alfred García parece desear que su éxito en Operación Triunfo no se quede en un fugaz recuerdo. Para que eso no suceda, el músico reúne en este debut muchas de las canciones que compuso en la Academia, cantando como los ángeles, sí, pero por encima de eso, sonando sincero y creíble en cada palabra que entona. Escuchar este disco es conocer a la persona cuyo retrato ilustra la portada, la que había detrás de ese número 1016 con el que fue identificado en el casting de OT. Sin embargo, oír este debut es, ante todo, descubrir a un artista cosmopolita que es capaz de rejuvenecer el pop español escribiendo canciones impecables.

NOTAS EDITORIALES

Cuando canta “Que Nos Sigan las Luces” en su 1016, Alfred García parece desear que su éxito en Operación Triunfo no se quede en un fugaz recuerdo. Para que eso no suceda, el músico reúne en este debut muchas de las canciones que compuso en la Academia, cantando como los ángeles, sí, pero por encima de eso, sonando sincero y creíble en cada palabra que entona. Escuchar este disco es conocer a la persona cuyo retrato ilustra la portada, la que había detrás de ese número 1016 con el que fue identificado en el casting de OT. Sin embargo, oír este debut es, ante todo, descubrir a un artista cosmopolita que es capaz de rejuvenecer el pop español escribiendo canciones impecables.

TÍTULO DURACIÓN

Más de Alfred García