8 canciones, 40 minutos

NOTAS EDITORIALES

En los años en que los polos opuestos del disco y el punk dominaban el panorama, los AC/DC de Let There Be Rock sonaban como una tribu de cavernícolas encerrados en su mundo. Aunque cada nuevo álbum del quinteto superaba en intensidad y peligro al anterior, aquí se muestran directamente brutales. Los saturados riffs del homenaje a “Route 66” “Bad Boy Boogie” y la golfa “Whole Lotta Rosie” son más rápidos que nunca, y Angus Young, que nunca ha pecado de timidez como guitarrista, parece poseído a lo largo del álbum. Let There Be Rock muestra el lado más feroz y descarnado de AC/DC.

NOTAS EDITORIALES

En los años en que los polos opuestos del disco y el punk dominaban el panorama, los AC/DC de Let There Be Rock sonaban como una tribu de cavernícolas encerrados en su mundo. Aunque cada nuevo álbum del quinteto superaba en intensidad y peligro al anterior, aquí se muestran directamente brutales. Los saturados riffs del homenaje a “Route 66” “Bad Boy Boogie” y la golfa “Whole Lotta Rosie” son más rápidos que nunca, y Angus Young, que nunca ha pecado de timidez como guitarrista, parece poseído a lo largo del álbum. Let There Be Rock muestra el lado más feroz y descarnado de AC/DC.

TÍTULO DURACIÓN

Más de AC/DC

También te puede interesar