11 canciones, 54 minutos

NOTAS DE LOS EDITORES

El segundo álbum de Coldplay mantiene la irresistible sencillez melódica de Parachutes, pero la viste con arreglos mucho más ambiciosos, sobre todo en la arrebatadora progresión dramática de “The Scientist”, la mirada al futuro de “Clocks” o la ingrávida balada “Warning Sign”. Las influencias son evidentes (Bowie, U2, los Pink Floyd de comienzos de los 70), pero cada una de las canciones the A Rush of Blood to the Head late con la visión singular de una banda destinada a dominar su época.

NOTAS DE LOS EDITORES

El segundo álbum de Coldplay mantiene la irresistible sencillez melódica de Parachutes, pero la viste con arreglos mucho más ambiciosos, sobre todo en la arrebatadora progresión dramática de “The Scientist”, la mirada al futuro de “Clocks” o la ingrávida balada “Warning Sign”. Las influencias son evidentes (Bowie, U2, los Pink Floyd de comienzos de los 70), pero cada una de las canciones the A Rush of Blood to the Head late con la visión singular de una banda destinada a dominar su época.

TÍTULO DURACIÓN

Más de Coldplay

Quizás te interese