8 canciones, 31 minutos

NOTAS DE LOS EDITORES

Casi dos décadas después de su nacimiento en 1962, El Gran Combo de Puerto Rico continuaba mostrando toda la frescura de sus abrasadores metales y ritmos en constante ebullición en Aquí No Se Siente Nadie. El diálogo entre las trompetas y los timbales de “Adela” es un ejemplo ideal de su chispeante química; y la embriagadora “Brujería” ofrece un escaparate perfecto para disfrutar de las sofisticadas líneas rítmicas y melódicas del pianista Rafael Ithier. Esto es música para bailar y para todo lo demás.

NOTAS DE LOS EDITORES

Casi dos décadas después de su nacimiento en 1962, El Gran Combo de Puerto Rico continuaba mostrando toda la frescura de sus abrasadores metales y ritmos en constante ebullición en Aquí No Se Siente Nadie. El diálogo entre las trompetas y los timbales de “Adela” es un ejemplo ideal de su chispeante química; y la embriagadora “Brujería” ofrece un escaparate perfecto para disfrutar de las sofisticadas líneas rítmicas y melódicas del pianista Rafael Ithier. Esto es música para bailar y para todo lo demás.

TÍTULO DURACIÓN

Más de El Gran Combo de Puerto Rico

Quizás te interese